miércoles, 18 de mayo de 2016

Geografías del terror

Ulrich Oslender es el autor del artículo “Geografías del terror: un marco de análisis para el estudio del terror”, a través del cual hace una propuesta conceptual-metodológica para el estudio del terror y el terrorismo. Oslender parte de la idea de que vivimos en la era de la guerra global, en la que ésta es un fenómeno general, global e interminable, que afecta a todas las esferas de la vida social, política y económica.
La propuesta de este autor consta de siete puntos principales: 1. Producción de paisajes de miedo; 2. Restricciones en las movilidades y prácticas espaciales rutinarias; 3. Dramática transformación del sentido de lugar; 4. Des-territorialización; 5. Movimientos físicos en el espacio; 6. Re-territorialización; y 7. Estrategias espaciales de resistencia.
Geografías  del  terror


Para Oslender la aplicación continua del terror en una región por parte de los actores armados produce paisajes de miedo. Estos paisajes frecuentemente son visibles en las huellas dejadas atrás, como por ejemplo casas destruidas y quemadas, huecos de balas o graffiti en las paredes, o plantaciones arrasadas o quemadas.La implantación de un régimen de terror en un lugar supone restricciones en los movimientos cotidianos de la población. Éstas pueden ser explícitamente impuestas por los actores armados que prohíben a la población local ir a ciertos lugares.
Agrega Oslender que el nuevo contexto de terror dramáticamente transforma el sentido de lugar. Las personas empiezan a sentir, pensar y hablar de su lugar de vida de manera distinta, en formas ahora impregnadas de experiencias y memorias traumáticas, y de miedos y angustias.El terror rompe con las formas existentes de territorialización. Las amenazas y masacres cometidas por los actores armados llevan a la pérdida de control territorial de las poblaciones locales. Huyendo de la violencia abandonan sus tierras, sus casas, sus ríos.El desplazamiento forzado es el resultado más visible en situaciones de amenazas y matanzas.
Finalmente este académico de la Universidad de Glasgow (Escocia) considera  que los procesos de des-territorialización deben ser vistos conjuntamente con los de re-territorialización. Lo uno no ocurre sin lo otro. El retorno de las poblaciones desplazadas a su lugar de origen, por ejemplo, es uno de estos momentos que implican re-territorialización. Las personas resisten a la imposición del terror individual y colectivamente, en muchas formas y a muchas escalas, desde el plano  personal y el  comunitario, hasta el nacional y el global. En el caso de los movimientos sociales que operan en contra de las situaciones de terror, se puede identificar una política de resistencia a escala múltiple, que incorpora estrategias locales, nacionales y globales.

Por Alfredo Portillo

alportillo@ula.ve

1 comentario:

  1. Es un buen análisis. Sin embargo, hay que analizar también la Geografía del terror desde otros espacios. Por ejemplo, el caso de las fobias discriminatorias, raciales y radicales que se están produciendo bajo las premisas de una fuerte antiinmigración –que se apoya al calor de la crisis de los refugiados-, y que son aprovechadas por la ultraderecha en Europa y Norteamérica para promocionar en la población joven, además de la conservadora, todo un discurso político. En el espacio virtual tenemos las páginas web que promueven el terrorismo y que consiguen incluso hasta capitales para financiar los actos ligados al terror. Es el caso, por ejemplo, de "Una web yihadista hacía dinero con los avisos de Google" (véase online en: http://www.ieco.clarin.com/web-yihadista-dinero-avisos-Google_0_1578442232.html ), la cual era una página del indonesio Muhammad Jibril Abdul Rahman, también conocido como el Príncipe de la Yihad, de propaganda terrorista que incluía imágenes de ahorcados y de decapitaciones); hecho que también se da en las Bolsas de Valores con el llamado Start Money (capital inicial, a veces conocido como "capital semilla". El término semilla sugiere que se trata de una inversión muy temprano, es decir, es el capital, en el caso de los financistas terroristas, inicial que invierten cuando van a cometer un acto terrorista; las bolsas bajan durante el terror, ellos aprovechan comprando acciones que después venden, cuando suben de nuevo una vez que baja el nivel de alerta de terror o pasa la crisis terrorista, y comienzan a subir de nuevo los valores de las acciones). Entonces, no sólo se están produciendo eventos relativos al terror territorial, como bien sabemos, sino que se está promocionando a través de las TIC y otras fenomenologías de la globalización,causante de una descomposición capaz de hundirnos en el olvido de todos los valores humanos, hasta de nosotros mismos. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...