sábado, 12 de junio de 2021

Perú: renace la Flor de Retama

 En los procesos políticos, en la lucha por el poder, en la lucha por los territorios, algunos elementos simbólicos que generan identidad y cohesión en los grupos humanos, juegan un papel muy importante. Es el caso de las palabras, las imágenes y los nombres de los héroes, los lugares sagrados, las banderas, los himnos y las canciones en general.

Durante la campaña para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú, recientemente finalizada, una imagen y una canción se hicieron presentes como parte del discurso y contradiscurso utilizados por las organizaciones y sectores de la sociedad peruana que se disputaban el poder. 

 


La letra de la canción Flor de Retama fue utilizada por las organizaciones y sectores que apoyaban al candidato Pedro Castillo, como un elemento identitario y cohesionador, y para remembrar las luchas que ha librado el pueblo peruano en procura de una mejor sociedad. Por el contrario, las organizaciones y sectores que apoyaban a la candidata Keiko Fujimori, utilizaron un contradiscurso, enfatizando en  el hecho de que, los militantes de Sendero Luminoso, en la década de los ochenta del siglo XX, cantaban esa canción  como parte de sus consignas.

 

Lo llamativo de este caso es que, la canción Flor de Retama, compuesta y publicada por Ricardo Dolorier en 1970, en homenaje a los estudiantes de Huanta (departamento de Ayacucho) que en junio de 1969 murieron luchando por una educación gratuita durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, es considerada por los ayacuchanos como su canción-himno y, como dato relevante, Pedro Castillo, el pasado 6 de junio, obtuvo a su favor más del 80% de los votos en el departamento de Ayacucho. De esta manera, se puede decir que la Flor de Retama ha renacido cincuenta años después.

Por Alfredo Portillo

alportillo12@gmail.com

lunes, 24 de mayo de 2021

Cambios en el ajedrez político de Chile

A finales de la década de los sesenta del siglo XX, Augusto Pinochet Ugarte publicó el libro titulado Geopolítica de Chile, previo a llegar a los más altos cargos del ejército chileno. Una vez alcanzado el cargo de jefe del Estado Mayor General, ya durante el gobierno de Salvador Allende, se encontró ante la posibilidad  de erigirse en el hombre fuerte de Chile, para lo cual procedió a encabezar un golpe de Estado que derrocó al líder socialista, el 11 de septiembre de 1973. Comenzó así una etapa de dictadura militar en el país austral, que se prolongó hasta 1990.  Durante el gobierno de  Pinochet se desmantelaron  el viejo Estado y el modelo socioeconómico que hasta ese momento habían regido en Chile, y se dio inicio a un nuevo proceso, de acuerdo a la constitución aprobada en  1980.

Vino luego la etapa de años de democracia que se vive hasta el día de hoy, con los gobiernos de los partidos políticos antipinochetistas  que se agruparon en la llamada Concertación Democrática y luego en la Nueva Mayoría, entre los que destacan la Democracia Cristiana, el Partido Socialista y el Partido Comunista, alternados con los gobiernos de  los partidos políticos propinochetistas (Unión Demócrata Independiente y Renovación Nacional, principalmente).


 

Con  unas cifras que mostraban un país con una economía próspera y una reducción significativa, en términos generales, de la pobreza, llegó el año 2019, y Chile  se aprestaba a ser la sede de la cumbre mundial del clima y del foro Asia-Pacífico, para mostrarse ante el mundo con todo su portento. Pero ocurrió algo inusitado: un intenso estallido social, que se prolongó por varios  meses, dio al traste con los planes trazados y cimbró a toda la sociedad chilena.

En medio de la incertidumbre y la confusión, la clase política buscó una salida y encaminó al país por el rumbo de una constituyente, con el objetivo último de redactar una nueva constitución, para rediseñar al Estado chileno y a la sociedad chilena. En tal sentido, durante los días 15 y 16 de este mayo de 2021, se realizó la elección de aquellos que serán los encargados de redactar la nueva carta magna, al tiempo que se eligieron gobernadores, alcaldes y concejales. Los resultados ya son por todos conocidos. Un nuevo ajedrez ha quedado establecido. Queda ahora esperar a ver  cómo se mueven las piezas. Una nueva Geopolítica de Chile surgirá en los  años por venir.

Por Alfredo Portillo

alportillo12@gmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...