miércoles, 29 de enero de 2020

Sobre la influencia extranjera en Chile

La guerra digital o guerra cibernética es una herramienta que gobiernos de diferentes países del mundo y diferentes organizaciones están utilizando en la actualidad, para vulnerar los sistemas de seguridad informática de otros actores, y para influir en la opinión pública de manera específica. Para ello se hace uso de operaciones de jaqueo e intervención masiva en  las redes sociales.



A propósito de esto, recientemente se publicó una conversación entre Johannes Kaiser, un youtuber chileno radicado en Austria, y Alejandro Rogers, un profesor chileno de finanzas en la Universidad del Desarrollo. Ambos se identifican políticamente como de derecha, pero son fuertemente críticos con  los partidos políticos de derecha que gobiernan actualmente en Chile.

La conversación entre ambos personajes tiene que ver con lo que ellos consideran ha sido la influencia extranjera  en la crisis política y social que se ha manifestado en Chile desde octubre de 2019, y que ha derivado en la convocatoria, para el 26 de abril de 2020, a un plebiscito para que la ciudadanía chilena se pronuncie si está de acuerdo o no con iniciar un proceso constituyente, que dé lugar a una nueva constitución.

Valiéndose de informes producidos por  ConnectaLabs, el Comando Sur de Estados Unidos, Atlantic Council, Digital Forensic Research Lab y la Universidad de Oxford, Kaiser y Rogers llegan a la conclusión que la influencia desde Venezuela ha sido determinante en el curso de los acontecimientos de protesta en Chile, y en el nivel de intensidad que éstas han llegado a tomar.

No deja de sorprender el hecho de que tanto Kaiser como Rogers consideran que Venezuela es una potencia en guerra digital, a nivel de países como Estados Unidos, Rusia, China, India, Irán y Arabia Saudita. Como dato específico mencionan el obtenido de una medición que se hizo durante nueve días del conflicto chileno, según el cual, en ese corto período  de tiempo se enviaron a Chile 544 mil tuits incentivadores de las protestas, de los cuales 106 mil (el 20%) fueron emitidos por agentes activos desde Venezuela, tomando en cuenta que un tema se hace tendencia en el país sureño a partir de 10 mil mensajes direccionados.

Por Alfredo Portillo
alportillo@ula.ve

domingo, 1 de diciembre de 2019

Emergencia climática


A escasos días del inicio, en Madrid (España), de la 25ª Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), el Parlamento Europeo, la instancia parlamentaria que representa a los ciudadanos de la Unión Europea, aprobó declarar la emergencia climática, como una manera de llamar la atención sobre la gravedad que ha adquirido el fenómeno del cambio climático.


Emergencia climática


La declaración del Parlamento Europeo se une a  similares iniciativas que han tomado, durante este año 2019, instancias ejecutivas y legislativas de municipios, ciudades y  países de diferentes continentes del mundo, y organizaciones científicas, ecologistas, políticas y sociales que han querido hacer sentir su preocupación, por lo que se considera la más grave amenaza para la vida en el planeta Tierra.

El cambio climático es una realidad, y está afectando en mayor o menor grado a todos los países del mundo, toda vez que  sus planes de desarrollo se están viendo afectados por los inesperados  y recurrentes fenómenos de sequías, huracanes, inundaciones e incendios forestales, y por procesos de desertización, deshielo y aumento en los niveles de los mares. Los países más pobres y vulnerables son los más amenazados. Su capacidad de respuesta es muy limitada y el juego geopolítico no se detiene.

La emergencia climática, más que una consigna, es ya una necesidad. Las propuestas y los programas de las organizaciones políticas y de los gobiernos, en sus diferentes espacios territoriales, tendrán que ser transversalizados por medidas que apunten a mitigar los efectos del cambio climático. Las sociedades, a través de sus diversas formas organizativas, en lo adelante se harán presentes en las calles para presionar en procura de cambios en los patrones de crecimiento y desarrollo. El cambio climático es el problema. La emergencia climática es la impostergable acción. El mundo no espera más.

Por Alfredo Portillo

alportillo@ula.ve

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...