miércoles, 9 de noviembre de 2016

Trump de visita en Corea del Norte

Una de las imágenes que seguramente veremos en los próximos tiempos, será la que registre la visita que dispensará el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, a la República Popular Democrática de Corea del Norte. Trump se reunirá con el actual líder norcoreano Kim Jong-un, y hará presencia en el Palacio del Sol de Kumsusan, que sirve como mausoleo de Kim il-Sung y de Kim Jong-il.


La visita de Trump a Corea del Norte marcará una nueva era en las relaciones internacionales. Atrás quedarán los años en los que este país asiático de 120.540 km², era señalado como parte del eje del mal, concepto geopolítico hostil que en el año 2002 lanzó al mundo el para entonces presidente estadounidense George W. Bush, y que incluía también a países como Cuba e Irán.
Trump tiene que dar pasos audaces, porque los tiempos actuales así lo imponen. La humanidad toda está sentada sobre un barril de pólvora, que en cualquier momento puede explotar. Así lo entiende el Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, quien a propósito de la victoria de Trump, ha declarado lo siguiente: “Creo que en la actualidad necesitamos trabajar todos para cambiar la situación mundial, que es una situación de grave laceración y de grave conflicto".
Los misiles de Corea del Norte dejarán de apuntar hacia territorio de Estados Unidos y un clima de mayor seguridad se creará en toda la península coreana, en el mar de Japón y en el mar Amarillo. De esta manera Donald Trump concretará en hechos sus palabras que apuntan más a la cooperación que al conflicto. Una nueva era será posible, porque no hay alternativa.

Por Alfredo Portillo

alportillo@ula.ve

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...